fbpx

Un plan de negocios es una pieza fundamental para toda empresa, con ella puedes obtener un atractivo para tu empresa para que consigas las miradas de inversionistas. Un plan de negocio debe ser realista, alcanzable y tener un cronograma claro para su implementación. Debe plantear las fortalezas y debilidades de tu negocio, además, no debe de ser fijo, es decir, debe actualizarse periódicamente para que las empresas se mantengan al día con sus objetivos. 

Cuando hablamos de un plan de negocios, hablamos de un documento que describe las metas, objetivos y estrategias de una empresa, se trata de una hoja de ruta a seguir para alcanzar tus objetivos de negocio y, aunque este debe adaptarse a las necesidades de cada empresa, hay algunos elementos comunes que deben incluirse y no pueden faltar al momento de crear tu propio plan de negocios. 

Recuerda que mientras más detalles incluyas en tu plan de negocio, sin que este sea demasiado extenso, más atractiva será tu empresa para poder levantar capital. Por ello, en esta ocasión, queremos compartirte los 10 elementos que no pueden faltar en tu plan de negocios, síguelos y crea un plan estratégico que te ayude a cumplir tus objetivos. 

1.- Visualizar el negocio:  

Lo primero que tiene que aparecer en tu plan es la introducción, en esta se debe de presentar a la empresa, sus objetivos y por supuesto su filosofía, esto incluye, sus valores, su visión y su misión. En este apartado, además de contextualizar y darle información esencial a tu lector, debes asegurarte de definir de manera clara y precisa lo que realizas en tu negocio 

2.- Creación de marca y análisis de la industria: 

Aquí tienes que responder sobre el porqué y para qué de tu negocio, es decir, cual es el principal motivante para llevarlo a cabo, a través de este apartado, también se debe incluir un análisis de la industria y los lineamientos que se requieren, así como los puntos para alcanzar los objetivos y cumplir con dicho plan de negocios.  

3.- Análisis de mercado y de la competencia:  

Además de analizar la industria, es importante que analices tanto el mercado como el comportamiento de tu competencia, la pregunta más importante que tienes que hacerte es para identificar cuál es la razón de vender tus productos, es decir, la necesidad que vas a satisfacer, así como lo que hace y no la competencia. 

Debes tener claridad sobre quiénes son tus clientes y categorizarlos para segmentarlos de manera adecuada, solo con una buena segmentación podrás comunicarte de manera exitosa con ellos, crear una comunidad y que tus clientes además de comprar tus productos, los recomiendo.  

4.- Producto y servicios: 

Una vez que hayas identificado y definido tus productos, mercado e industria, es importante que incluyas en tu plan de negocio tu principal diferenciador. Aquí, tienes que presentar tus servicios o productos, es decir, lo que vendes y los problemas que solucionas. 

5.- Oferta de valor y diferenciador: 

Es momento de plantear tu diferenciador en tu oferta de valor. Tienes que agregar de manera clara y concisa lo que te hace diferente y mejor que cualquier otro competidor en el mercado, de modo que, en este apartado debe de quedar bien definido cómo se mostrará a la audiencia tus productos o servicios o dicho de otra manera, este apartado debe aprovecharse para plantear tu propuesta de valor en la que describas la razón principal por la que tus clientes deberían de consumir tus productos o servicios, centrándote en aquello que te hace diferente y único.  

6.- Equipo y estructura: 

En este siguiente apartado es clave que identifiques el equipo necesario y las funciones que cada miembro debe realizar, justificando su puesto y describiendo sus aportaciones.  

Del mismo modo, es necesario que enlistes todos los costos tanto los que representa el contrato del personal como los que implica la estructura organizacional y la infraestructura para llevar tu negocio a flote.  Debes definir correctamente los gastos fijos y los variables, tanto los que tienen que ver con el personal, como los que directamente influyen en la producción.  

7.- Equipo de ventas y marketing:  

Un punto fundamental es la integración de tu equipo de ventas con el de marketing, esto lo logras a través de la creación de una estrategia que te ayude a entrar con éxito al mercado, se trata definir los canales por los que te vas a comunicar con tu audiencia, es decir, los medios que utilizarás para llegar a tu público objetivo.  

Tu plan de marketing debe ayudarte a cumplir tus objetivos comerciales, por ello, proporcionar esta información en tu plan de negocios, será un acierto para atraer inversionistas.  La estrategia puede incluir una clasificación de los clientes a través de un embudo de conversión, incluyendo la carga de contenido de acuerdo a cada etapa según el proceso de compra. Describe al menos un modelo de monetización, es decir, el medio o herramienta que vas a intercambiar por datos, es decir, cómo harás que tus visitas se conviertan en prospectos y como esos prospectos de conviertan en clientes.  

8.- Define tu inversión inicial.  

En este punto debes definir cuál es el capital que necesita para llevar a cabo el arranque de tu negocio, informando sobre las necesidades de capital y tu plan de acción para conseguirlo, en caso de necesitarlo. Muestra con la mayor claridad posible las estimaciones de la inversión inicial. 

9.- Proyecciones financieras:  

Aunado al punto anterior, debes incluir tus proyecciones al menos para los siguientes 3 años, explica que es lo que se espera que suceda en cuanto al flujo de dinero, incluye todos los gastos, así mismo, debes definir una fecha para alcanzar el punto de equilibrio y cuando se obtendrá el retorno de inversión.  

Puedes utilizar distintas herramientas, como gráficas, métricas y distintos KPIs que te ayuden a explicar, evaluar y garantizar el funcionamiento esperado de tu negocio. 

10.- Currículos y credenciales:  

El último de los elementos que veremos el día de hoy es con respecto a la forma en que vas a presentar tu experiencia, proyectos, colaboraciones y demás. En este espacio debes asegurarte de incluir tu experiencia como una ventaja competitiva, que brinde seguridad a tu marca y que te ayude a crear confianza con tus clientes.  

Asegúrate de incluir todas tus credenciales y certificaciones, ya que estas respaldarán tu experiencia, recuerda que una de las primeras cosas que evalúa un inversionista es precisamente tu experiencia dentro del mercado.  

Finalmente, no olvides de adoptar tecnología para incrementar el crecimiento de tu negocio, de modo que tu plan debe incluir tus expectativas de acuerdo a los alcances esperados, según tu presupuesto y la capacidad de inversión en tecnología, ya que se estima que hoy por hoy, las empresas que buscan crecer deben destinar un apartado dentro de su plan de negocio para hablar sobre la tecnología que necesitan adoptar para conseguir tus objetivos. 

Te compartimos un estudio para que evalúes tú mismo los estándares de tu empresa según la IDC con relación a la adopción de tecnologías. Descubre más aquí.